Cómo preparar un buen Margarita

El sabor de México en una copa. El tequila es una de nuestras bebidas favoritas, tanto en chupito como en cócktel este destilado no deja indiferente a nadie. Por eso no es de extrañar que nuestra casa se haya hecho famosa entre nuestras amistades por preparar los mejores Margaritas.

Se trata de una bebida que va muy bien tanto antes como después de comer, ya que puede convertirse en el digestivo perfecto. Además, en las noches de verano también resulta un cócktel muy refrescante gracias a la acidez de la lima.

En cuanto a su origen, existen varias teorías al respecto, aunque de ello te hablaremos de forma más extensa un próximo post. Lo que sí está claro es que se trata de una de las bebidas más solicitadas por los turistas en México, donde sin duda hemos probado los mejores tequilas. Tan buenos que la mayor parte de los autóctonos del país norteamericano lo beben a palo seco. Algunos de ellos podrás verlos en el post que estamos preparando sobre las mejores marcas del mercado.

Receta del Margarita

El Margarita es uno de los combinados más famosos del mundo y también uno de los más sencillos de preparar. Tan solo sigue los pasos que vamos a darte a continuación y sorprende a tus invitados con una elegante copa de Margarita.

Margarita

Ingredientes para una persona

  • 5 cl de cualquiera de las botellas de tequila que encontrarás en este post
  • 2,5 cl de triple seco como el Cointreau o el Grand Marnier.
  • 2,5 cl de zumo de lima recién exprimido
  • Un trocito de lima para mojar el borde de las copas y otro para decorar

Cómo se prepara un buen Margarita

En el Margarita la presentación es fundamental. Las copas en las que se sirve deben ser  las que llevan su nombre y su borde, salvo que la persona a quien vaya destinado especifique lo contrario, debe estar escarchado con sal. Por eso, el primer paso a la hora de elaborar este combinado será prepararlas para que queden bonitas.

Si es la primera vez que vas a preparar este combinado es posible que no sepas cómo hacer para que la sal se quede pegada al borde de tu copa. Ya verás como es algo de lo más sencillo. Lo primero es echar la sal en un plato llano. Para no desperdiciar más de la cuenta, procura hacerlo formando un círculo de tamaño similar al de la copa. Después, con un trozo de lima, moja bien los bordes de la copa, tanto por fuera como por dentro, y pásala varias veces por encima de la sal.

Una vez tengas todas las copas preparadas, exprime la lima hasta conseguir la cantidad deseada. Colar o no el zumo es cuestión de gustos. En cualquier caso, y una vez hayas acabado con este paso, mete los hielos en tu coctelera y vierte en ella el zumo de lima, el tequila y el triple seco, cierra bien la tapa y agita con ganas hasta que notes que el recipiente está frío. Después solo tendrás que servir las copas y colocar una rodajita de lima en los bordes para terminar de decorar tu obra.

¡Salud!

Deja un comentario