Cómo preparar un buen Bloody Mary

La elegancia de una Reina. El Bloody Mary es uno de los cóckteles más sofisticados que existen, ya que se asocia su nombre al de María I de Inglaterra, si bien el origen de esta bebida parece no tener nada que ver con la monarca, tal y como te contamos en este post.

En lo que no hay duda es que el Bloody Mary es tan sofisticado que no hay brunch que no cuente con esta bebida dentro de su carta. Y es que el Bloody Mary se puede tomar tanto de noche como de día, sin temor a que parezca estar fuera de lugar.

De hecho, el tomate que incluye su receta lo hace idóneo para esas mañanas complicadas que llegan tras una buena noche de fiesta.

El secreto de un buen Bloody Mary está en las proporciones de su mezcla, en este post te vamos a indicar como prepararlo y dejar a tus amistades con la boca abierta.

Receta del Bloody Mary

Sigue los pasos que te vamos a indicar a continuación y se hablará de tus fiestas durante décadas.

Bloody Mary

Ingredientes para una persona

  • 60 ml de un buen Vodka
  • 2 gotas de Tabasco
  • 3 gotas de salsa Perrins o Worcestershire
  • 1 pellizco de sal de apio
  • 1 toque de pimienta negra recién molida 
  • 10 ml. de caldo de carne
  • 15 ml. de zumo de limón
  • 180 ml. de zumo de tomate ya preparado o exprimido por ti.
  • Un tronco de apio
  • Una rodaja de limón
  • Hielo

Cómo se prepara un Bloody Mary

No es complicado preparar un Bloody Mary. Puede que al principio tengas que ir ajustando la cantidad de cada ingrediente a tu gusto y al de tus invitados, pero siguiendo estos pasos te irás haciendo con la técnica de una forma sencilla.

El primer paso consiste en coger tu cocktelera y verter en ella el vodka, 3 gotas salsa Perrins o Worcestershire, la que hayas elegido, otras 2 de Tabasco, el zumo de limón, un pellizco de sal de apio, que irás ajustando a medida que vayas experimentando, el caldo de carne y un pequeño toque de pimienta negra recién molida.

El truco para triunfar con esta receta se basa más en la calidad de los ingredientes que en la mano que los mezcla. Por eso, nuestra recomendación es que el vodka que utilices sea bueno, como los que aparecen en este post, y que el zumo de tomate lo hayas exprimido tú.

Una vez tengas todos los ingredientes en el vaso lo removeremos con una varilla de cockteles y le añadiremos el zumo de tomate.

Lo más complicado ya lo tienes hecho. Ahora solo queda añadir unos hielos bien congelados que refresquen la bebida sin aguarla. Ya tienes tu Bloody Mary listo para ser degustado.

Normalmente esta bebida se sirve en un vaso alto decorado con un tallo de apio y una rodaja de limón.

Ya tienes listo tu Bloody Mary,

 ¡Salud!

Artículos relacionados

Mejores vodkas del mundo 2021

¿Cuál es el origen del Bloody Mary?

Deja un comentario