Los mejores whiskeys irlandeses

Irlanda es conocido por sus paisajes verdes y por sus locales de música en directo. El trébol y la Guinness son símbolos que representan mundialmente a este país, pero no por ello son los únicos elementos famosos de esta tierra. Su whiskey también se ha ganado un puesto importante entre los mejores del mundo, si bien el sector pasó una pequeña crisis de la que ya está saliendo.

Puede que los whiskeys escoceses superen en popularidad a la bebida irlandesa, sin embargo, sus sabores son lo suficientemente diferentes como para no tener que competir entre ellos. Simplemente es una cuestión de gustos.

Si te sientes un poco perdido en el mundo de los whiskeys irlandeses sigue leyendo este post en el que trataremos de orientarte entre las mejores botellas del mercado para ayudarte a encontrar la que mejor se adapte a tu paladar.

 

Principales diferencias entre el whiskey irlandés y el escocés

Los paladares expertos son capaces distinguir un whiskey irlandés de otro escocés con solo tomar un sorbo de cada uno. Sin embargo, si te estás iniciando en el mundo de este espirituoso es posible que necesites algunas pistas que te guíen en tu recién estrenada afición.

Bushmills

La principal diferencia entre ambos tipos de whiskey es la intensidad de su sabor. El licor que se elabora en Irlanda es más suave que el producido en Escocia, por tanto, son más fáciles de beber y más apropiados para las personas que no están acostumbradas a esta bebida. Esto se debe a la forma en que se elaboran ambos tipos de espirituosos y a la materia prima que se utiliza para ello.

La destilación

La denominación de origen del whiskey escocés exige que la bebida se destile un máximo de dos veces. En Irlanda no son tan estrictos con esta medida y la mayoría de los licores se destilan tres veces, aunque pueden hacerlo también dos como verás en este post. Este es el principal motivo por el que la bebida irlandesa es más suave y ligera, aunque también le aporta más grados de alcohol.

Granos utilizados

La versión Still Pot del whiskey irlandés utiliza siempre cebada sin maltear mezclada con la malteada, mientras que, en Escocia, cuando la bebida se hace con cebada, esta será malteada sin excepción.

Sin sabor a turba

Una de las principales características del whiskey escocés es su sabor a turba. Una cualidad que no tiene el licor elaborado en Irlanda ya que el proceso de secado se realiza en hornos cerrados.

Los mejores whiskeys irlandeses

Tullamore Dew

Comenzamos este viaje por las destilerías de Irlanda por esta botella de Tullamore Dew, más conocido como el whiskey del 3. Este sobrenombre se debe a que para su elaboración se utilizan 3 tipos de grano, 3 destilaciones y 3 mezclas de whiskey. Es el único en el mundo que se produce de esta manera, lo que convierte a este espirituoso en un regalo muy especial.

Tullamore Dew

Ver precio

Su proceso de envejecimiento se realiza en barricas de bourbon y jerez. Todo ello hace de este licor una bebida, a nuestro entender, limpia y sedosa. En boca apreciarás notas de nuez y mazapán con un final de vainilla. Un sabor dulce y fácil de beber si te estás iniciando en el mundo del whiskey. Aunque puede resultarte un poco empalagoso si prefieres bebidas con sabor más fuerte.

Nuestra recomendación es que lo tomes solo o con hielo. Aunque esto siempre es una cuestión de gustos ¡Faltaría más!

Lo mejor
  • Sabor suave apropiado para iniciados
Lo peor
  • Puede resultar muy dulce si prefieres sabores más fuertes

Ver precio

 

Bushmills Original

A pesar de todas las diferencias que tiene el whiskey irlandés respecto al escocés, creemos que el Bushmills Original es el que más se parece a la bebida creada en el país del monstruo del Lago Ness. Elaborada con ingredientes de alta calidad, esta botella tiene el sabor dulce característico de Irlanda, aunque no resulta tan empalagoso como para no ser un buen fondo de armario del que disfrutar cada día al finalizar la jornada.

Bushmills

Ver precio

Gracias a su sabor suave resulta un buen regalo para ese amigo o familiar que se está iniciando en el mundo del whiskey, aunque si la persona a la que quieres agasajar tiene un paladar experto, puede que necesites algo un poco más fuerte. En cualquier caso, para lo que sí es adecuado es para compartir con amigos de diferentes gustos, porque será capaz de complacer a una gran mayoría.

Lo mejor
  • Un sabor fácil que agrada a todos los paladares
Lo peor
  • Puede resultar suave para quienes prefieren bebidas más fuertes

Ver precio

 

Redbreast 12 años

Continuamos este viaje por los mejores whiskeys de Irlanda con esta botella de Redbreast de 12 años. Es la botella de precio más alto que vas a encontrar en este post, aunque su relación calidad precio sigue siendo muy buena. Cautivará tu paladar gracias a su sabor suave que puede recordar al coñac.

Redbreast

Ver precio

Como garantía de su gran calidad, este Redbreast de 12 años es una de las bebidas que recomiendan en el museo del whisky de Dublín, y sin duda esa gente sabe de lo que habla. Quizá su largo recuerdo en boca sea una de las razones por las que los expertos lo destacan sobre otras botellas.

Tus amigos recordarán tus cenas durante décadas si lo sirves en tus sobremesas y deslumbrarás a tus seres queridos si le pones un lazo y lo colocas bajo el árbol de Navidad, o junto a una tarta de cumpleaños, con su nombre.

Lo mejor
  • Es un whiskey de gama alta
Lo peor
  • Difícil de encontrar en España
  • No es barato

Ver precio

 

Connemara Peated 

Como has visto al inicio de este post, las destilerías irlandesas no utilizan la turba para la producción de sus whiskeys, pero toda norma tiene su excepción y en este caso esta tiene forma de botella de Connemara Peated. Una característica que hace que esta bebida sea especial. Sin embargo, si eres amante del sabor ahumado, debes tener en cuenta que no es tan fuerte como los que puedes encontrar entre las marcas escocesas.

Connemara

Ver precio

A pesar de ser un whiskey con gran parecido a los producidos en Escocia, el Connemara sigue siendo una bebida irlandesa, por lo que en su sabor descubrirás notas dulces como la miel. También te permitirá apreciar un recuerdo largo en el paladar con toques de roble especiado con gran protagonismo de almendras y vainilla.

Como curiosidad, hay que comentar que el Connemara Peated ha sido premiado como el mejor whiskey Single Malt irlandés del mundo.

Lo mejor
  • Único whiskey irlandés malteado con turba
  • Premiado como el mejor whiskey Single Malt irlandés del mundo
Lo peor
  • Ahumado suave para los paladares acostumbrados a marcas escocesas

Ver precio

 

Jameson Black Barrel

Parafraseando a los expertos en whisky, este Jameson Black Barrel “se bebe solo”. Se trata de una botella de sabor intenso, aunque lo suficientemente suave como para que los paladares mas profanos también disfruten de él. Sin duda lo consideramos como una bebida para todos los públicos.

Jameson Black Barrel

Ver precio

En paladar podrás notar toques de caramelo y crema con alguna nota de pimienta, albaricoque y manzana. Ello se debe a su maduración en barricas de jerez y bourbon de roble americano que, previamente, han sido quemadas por dentro mediante una compleja técnica que otorga carácter y distinción al whiskey que albergan.

Ideal para tomar solo, también lo puedes añadir a tus cockteles para dotarlos de más calidad. Si no se te ocurre ningún combinado con whiskey, te dejamos aquí algunas recetas para que sorprendas a tus amigos y te conviertas en el alma de todas las fiestas.

Lo mejor
  • Su relación calidad-precio
  • Apto para todos los paladares
Lo peor
  • Menos exclusivo que otras botellas

Ver precio

 

Tabla comparativa de los mejores whiskeys irlandeses

En esta tabla comparativa te mostramos las principales características de los whiskeys irlandeses de los que te hemos hablado en este post para que puedas ver de un solo vistazo cual es la botella que más te llama la atención.

 TipoEnvejecimientoCómo tomarlo 

Tullamore Dew
De mezcla10 añosSolo o combinado Ver precio

Bushmills Original
Single Malt10 añosSolo o con hielo Ver precio

Redbreast
Single Malt12 añosSolo o con hielo Ver precio

Connemara Peated
Single Malt12 añosSolo o con hielo Ver precio

Jameson Black Barrel
De mezcla2 añosSolo o combinado Ver precio

Qué debes saber sobre el whiskey irlandés

El whiskey es una bebida con mucho carácter y mucha tradición. Por eso, lo amantes de este licor no solo disfrutan con una buena copa, también saborean la historia que se esconde detrás de la elaboración de cada gota. Por eso, si realmente quieres entrar en el mundo del whiskey irlandés, hay varios aspectos que debes conocer.

Un poco de historia

El origen del whiskey irlandés se pierde en la noche de los tiempos. Como ocurre con todas las creaciones antiguas, su historia no se encuentra del todo demostrada y se basa en conjeturas creadas a partir de documentos encontrados aquí y allá. En este caso, esas elucubraciones nos llevan a pensar que el origen del whiskey irlandés data del siglo VII cuando los monjes de este país trajeron de su viaje por Oriente el alambique.

Pero este elemento por sí solo no era capaz de producir nada. Por eso, estos hombres religiosos comenzaron a improvisar elixires a partir de las técnicas para crear perfumes que habían visto realizar a la gente de aquellas lejanas tierras. Como resultado, surgió una bebida que los monjes llamaron Agua de vida.

Durante la invasión de Irlanda por parte de Inglaterra, los soldados del rey Enrique II probaron esta primera edición del whiskey y quedaron encantados con su sabor. Eso sí, los hombres de armas ingleses ya no lo llamaban Agua de vida, sino algo parecido a “fuisce”, vocablo que más tarde derivaría en la palabra whiskey.

Jameson Black Barrel

Sin embargo, no fue hasta mediados del siglo XIX cuando el whiskey irlandés alcanzó la fama mundial. Fue en esta época cuando un gran número de irlandeses, como muchos otros europeos, se fueron a probar fortuna allende los mares llevándose con ellos su técnica de destilación. Así, a principios del siglo XX EE.UU. ya era uno de los principales exportadores de esta bebida. Sin embargo, la época dorada del whiskey irlandés no duró demasiado, la promulgación, en 1919, de la Ley Seca dentro de las fronteras custodiadas por el Tío Sam propicio que la producción de esta, y otras muchas bebidas, cayera en picado. Esta situación se vio agravada por la crisis económica de 1929 y por el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Por eso, aunque la norma contra el alcohol quedó abolida en 1933, el whiskey irlandés no fue capaz de levantar cabeza hasta la década de los 80.

El whiskey irlandés se escribe con e

Durante todo este post has podido ver que hemos estado escribiendo whiskey con una e extra respecto al término utilizado en otros artículos de esta misma bebida producida en otros países. No se trata de ninguna errata o fallo de corrección del texto, es que en Irlanda lo escriben así, y lo hacen por una razón.

El whiskey irlandés se escribe de forma diferente al resto para distinguirlo ya que, en sus orígenes, era una bebida de mayor calidad a la creada tanto en Escocia como en el resto del mundo. Esa e extra en su nombre era una especie de denominación de origen que certificaba que el licor había sido realizado con las exigencias que implicaba la técnica irlandesa.

Tipos de whiskey irlandés

Como ocurre con otras denominaciones de origen, en Irlanda también se producen varios tipos de whiskeys atendiendo a los ingredientes que se utilizan en su elaboración.

Irish Single malt

Se llaman así todos los whiskeys elaborados a base de cebada malteada que se destilan en alambiques discontinuos. Como característica indispensable, todos los whiskeys que conformen la mezcla final deben pertenecer a la misma destilería.

Irish Still Pot

Readbreast

El Still Pot es la técnica más tradicional de Irlanda y, hasta hace poco solo se podían encontrar whiskeys de este tipo dentro de las fronteras de este país. Su sistema producción es la misma que el Single Malt, aunque parte de la cebada empleada no esta malteada. Eso sí, al igual que has visto en el punto anterior, los whiskeys elaborados en su mezcla deben ser todos de la misma destilería.

Irish Grain Whiskey

La principal característica del whiskey Irish Grain es que se elabora a partir de un grano diferente a la cebada más ligero y con un sabor más neutral. Su destilación se realiza en alambiques de columnas.

Irish Blended Whiskey

El Irish Blended Whiskey es el resultado de mezclar los tipos de bebida que has visto en los puntos anteriores. Es la clase de whiskey más popular y más comercial de todos los que se producen en Irlanda y, por tanto, el más fácil de conseguir.

Artículos recomendados

Los mejores whiskys del mundo

Cómo preparar un buen Manhattan

Deja un comentario